Reducir el uso, consumo, desperdicio y riesgos


Incrementar la sustentabilidad operativa es bueno para el medio ambiente, los trabajadores y los resultados finales. Lograr ganancias incrementales puede ser más fácil de lo que imagina. Se pueden realizar muchos cambios que no alteran la calidad o el proceso de su producto y que se pueden implementar sin afectar la producción. Estas son solo unas cuantas estrategias a tomar en cuenta.

Hay tres sencillos pasos que la mayoría de los fabricantes pueden dar para reducir el uso de agua. A menudo estos pasos no se toman en cuenta porque el potencial de ahorro no es siempre evidente. Pero, puede resultar drástico. Hemos ayudado a fabricantes a ahorrar millones de galones de agua. Al disminuir el uso de agua, también se reduce el uso de energía, especialmente si el agua se calienta. Y, por supuesto, si usa menos agua, produce menos aguas residuales.

Tres maneras sorprendentemente sencillas de reducir drásticamente el uso de agua, Documento informativo 116

La aplicación precisa de recubrimientos y lubricantes en productos y equipos puede ser un reto mayor. Muchas empresas procesadoras consideran que la aplicación poco consistente y un entorno de trabajo desordenado son solo parte del proceso. La nueva tecnología de control de precisión de aspersión (PSC) puede eliminar estos y otros problemas:

  • Ahorros de hasta 70 % por concepto de recubrimientos costosos al eliminar el exceso de aspersión al asperjar solo cuando el objetivo se encuentra en la posición adecuada
  • Mejoras en la seguridad al minimizar la deriva. Los riesgos de resbalar y los contaminantes en suspensión en el aire se pueden reducir drásticamente

Observe: Control de precisión de aspersión

En algunas operaciones es fácil determinar la causa raíz de las elevadas tasas de desechos. Por ejemplo, en las operaciones de recubrimiento es bastante obvio que los productos horneados no tienen una apariencia correcta debido a la aplicación excesiva de chocolate o que los productos no se desprendieron de los moldes o charolas debido a la aplicación insuficiente de aceite. Sin embargo, en otros procesos, como en el enfriamiento, el lavado, el secado por aspersión y el acondicionamiento de gases, es mucho más difícil determinar la raíz del problema. En operaciones donde se utiliza tecnología de aspersión, las boquillas ligeramente desgastadas, las boquillas obstruidas o las boquillas del tamaño inadecuado pueden ser la causa. Sin embargo, ya que las boquillas de aspersión son pequeñas y no siempre están visibles, es posible que no se encuentren dentro los primeros lugares de la lista de resolución de problemas. Incluso cuando las boquillas son visibles y tienen una apariencia satisfactoria, no significa que sus resultados sean los deseados. Los cambios ligeros en el desempeño de la aspersión no son visibles para el ojo humano. Se deben verificar la tasa de flujo, la presión de la aspersión y el volumen, entre otras cosas, para determinar si el desempeño de las boquillas se ha deteriorado. Igual que cualquier otro componente de precisión, las boquillas se desgastan con el tiempo.

Detección de problemas de desempeño de la boquilla de aspersión

Exponer a los trabajadores a productos químicos agresivos durante la limpieza pone en riesgo su salud y seguridad. El equipo de protección personal (EPP) puede ayudar a mitigar el riesgo. Pero ¿por qué arriesgarse? La nueva tecnología de generación in situ hace posible que los fabricantes limpien y desinfecten sin el uso de productos químicos agresivos. El Sistema Klarion™ produce potentes limpiadores y desinfectantes in situ y bajo demanda. Las soluciones son tan efectivas como los productos químicos tradicionales, pero no son irritantes para los ojos ni la piel, y no contienen fragancia. Las soluciones no requieren dilución y su uso es tan seguro que no se requiere EPP.

Más información sobre el nuevo Sistema Klarion™ y cómo puede mejorar la seguridad de los trabajadores